Lajinos Campeones Nacionales de Cueca

Emoción, felicidad, pasión es lo que dicen sentir dos pequeños estudiantes lajinos cuando bailan cueca, ellos son alumnos de 6° básico de la escuela Nivequetén y recientemente resultaron Campeones Nacionales de Cueca, categoría infantes, torneo efectuado en la Comuna de Coelemu, sus nombres María Jesús León Vásquez y Pedro Ríos Gutiérrez. Llegaron a esta final nacional en esa ciudad de la región de Ñuble, después de ganar el regional efectuado el pasado año en Tomé.

Ambos jóvenes cuentan que aprendieron a bailar cueca en el taller de danzas municipales hace cuatro años, hoy integran el taller comunal de cueca escolar que impulsa el Departamento de Educación Lajino, el cual está conformado por estudiantes de diferentes escuelas, urbanas y rurales de la comuna. Allí son preparados semana a semana por el profesor Rodrigo Cartes, eximio cuequero y Campeón Nacional en ya cinco ocasiones.

Este campeonato nacional de infantes que ganaron nuestros escolares, nació hace 11 años, en su primera instancia partió en la comuna de Alto Hospicio, allí se efectuó durante varios años y hoy se realiza por segunda oportunidad en Coelemu. El campeonato consta de parejas de niños que van entre los 9 y 13 años, que fueron previamente seleccionados en sus comunas y así luego representar a cada región.

Es un gran mérito para estos pequeños resultar Campeones Nacionales, y para nuestra comuna un privilegio, más cuando no somos una comuna de mucha tradición folclórica, en la cueca y otras danzas. Son los primeros campeones que tenemos en nuestra danza nacional, y al conversar con ellos, se nota que disfrutan bailando, y así lo hacen saber, dicen que bailando lo dan todo; además comentan que les encanta vestirse de huaso y china, saben llevar bien sus respectivos trajes, Pedro se siente el mejor bailando, con sus botas, chaqueta corta, chamanto, sombrero fino de tela, y María Jesús con el vestido elegante y colorido, con falso, pliegues y bien peinada, dice es todo emoción.

Ahora, solo piensan en seguir bailando, participar en otras ciudades, hacer nuevas amistades, mejorar en la técnica y en la expresión, porque comentan trabajan mucho ensayando, son horas y horas. Su fuerte es la mezcla perfecta entre buena técnica coreográfica y la expresión y gracia que ponen al bailar.

Hasta Coelemu viajaron acompañados de sus padres, un representante del Daem, y por cierto también de su “barra”, amigos y otros familiares.

Para sus padres es emociónate verlos entusiasmados bailando, disfrutando lo que hacen, solo les resta comentan, seguirlos apoyando y acompañando, más ahora que este título les alimenta el espíritu y las ganas de seguir creciendo como bailarines. Un orgullo para ellos y por cierto para Laja y su sistema escolar.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: