Frontel concreta dos importantes obras en la comuna de Laja

Como una forma de mejorar la calidad del servicio y los tiempos de respuesta, Frontel está concretando dos importantes obras en distintos sectores de la comuna de Laja.

Una de ellas comprende la dotación de dos equipos de última tecnología en el sector de Santa Elena, los cuales permiten interconectar la red y dotar de mayor flexibilidad cuando se registra un corte de suministro.

Antiguamente, «esta maniobra se efectuaba de forma manual y eran las brigadas de la empresa las que debían acotar la zona de falla de manera manual, lo que implicaba un tiempo de respuesta mayor», detalló el jefe de Servicio al Cliente de Frontel Biobío-Ñuble, Denny Vargas.

En la actualidad, explicó el ejecutivo, los aparatos instalados en Santa Elena tienen la finalidad de acotar el sector donde se registra una falla, permitiendo alimentar la zona afectada con luz eléctrica desde otro lugar. A ello, agregó que son telecomandados, lo que posibilita aislar el lugar donde se produjo el corte de manera remota.

Si bien, estos nuevos equipos acotan el sector donde se registró el corte de suministro, habrá que esperar la llegada de las brigadas para poder repararlas en terreno; cuánto tiempo tarden en ello dependerá de la envergadura de la falla.

Son más de 430 los clientes beneficiados con la instalación de estos equipos. Las obras han sido ejecutadas adoptando todas las medidas de resguardo debido a la pandemia que afecta al país y debieran culminar durante el mes de octubre de este año.

MEJORAMIENTO DE RED SECTOR CÉNTRICO

La segunda obra comprende el reemplazo de alrededor de 800 metros de cable eléctrico por uno de aluminio protegido en la red que se emplaza en el sector céntrico de la comuna de Laja.

Los tramos favorecidos con este proyecto son calles Lavanderas con Puente Perales, San Ignacio con Calle 4 y Arturo Prat con Freire; se trata de obras que «vienen a proporcionar un mejoramiento del estándar de la red y como es de aluminio protegido, proporciona una mejor protección contra los contactos accidentales por vegetación cercana», explicó Vargas.

Asimismo, el ejecutivo añadió que la instalación de esta nueva línea permitirá disminuir el número de fallas provocadas por contacto eléctrico en el radio urbano de la ciudad.

Las obras se iniciaron en periodo de pandemia, adoptando todas las medidas de seguridad establecidas por la autoridad sanitaria, y debieran estar finalizando a finales de octubre. Cabe destacar que este proyecto beneficiará a más de 710 clientes de Laja.

A %d blogueros les gusta esto: