Emprendedora que pasó de intercambiar revistas a ser dueña de una librería

Pudo abrir su local con todas las medidas sanitarias:

  • María del Carmen Leal es propietaria de la Librería Leal de la comuna de Laja, donde vende todo tipo de artículos escolares, de regalo y para oficinas. Hoy es parte del programa Arriba Todos Juntos, impulsado por CMPC.

María del Carmen Leal es una emprendedora de tomo y lomo. Hace más de 55 años que es la propietaria de la Librería Leal en Laja, región del Biobío, que al igual que muchos, tuvo sus inicios en un espacio muy reducido, con poca oferta y menor demanda. Una librería que empezó como un espacio para intercambiar revistas. Algo que hoy puede sonar anticuado, en esa época era una práctica frecuente.

“Compraba revistas de segunda mano y hacía intercambios con otros clientes, pero todo se dio gracias a una oportunidad que nació desde el trabajo de mi marido. Ellos sabían que yo tenía un pequeño emprendimiento de librería, y me dieron la oportunidad de llevarles escritorios, repisas, libros, cuadernos, lo que fuera útil para ellos poder organizar sus oficinas”, explica.

Hoy día, el negocio funciona vendiendo todo tipo de artículos escolares, de regalo y para oficinas. “Es lo mismo que una librería como las conocidas del país, pero en una comuna chica como Laja, donde todos nos conocen y nos visitan para ayudarnos a mantenernos en pie”, relata María del Carmen.

Los últimos meses no han sido fáciles, y el negocio de la librería se ha visto obligado a verse frenado producto de la pandemia por coronavirus. “Redujimos las jornadas a la mitad y tuvimos que despedir a una persona”, explica.

Sin embargo, hoy en día, gracias a la fase 3 (“En Preparación”) en la que se encuentran Laja, el local puede abrir mediodía y recibir un número aceptable de clientes, suficiente como para mantener el negocio y pagar los sueldos. “Estamos faltos de artículos, pero igualmente funcionamos la mitad del día y atendemos a los clientes que llegan. Estábamos acostumbrados a recibir 100, 80, 70 personas por día. Por ahora estamos recibiendo menos, pero algo de movimiento hay”.

Como muchos otros emprendedores, comerciantes y productores del sur del país, María del Carmen Leal es parte de los beneficiados que el programa “Arriba Todos Juntos” de CMPC que busca ayudar con implementos de sanitización y cuidado personal a pequeños y medianos emprendedores, comerciantes y agentes del sector del turismo, para que de manera segura puedan volver a reactivarse económicamente.

“Hoy día lo que más cuesta conseguir son artículos de higiene, porque todos lo necesitan, y teniendo una demanda tan grande es lógico que se hace más escaso. Agradecemos de todo corazón estas muestras de preocupación, no lo habríamos imaginado nunca”, manifiesta la dueña de la Librería Leal, respecto al aporte brindado por el programa.

Arriba Todos Juntos: iniciativa para la reactivación segura en el sur de Chile

Desde el mes de agosto en 14 comunas del sur de Chile, se está desarrollando la iniciativa Arriba Todos Juntos, impulsada por CMPC, para apoyar a pequeños y medianos comerciantes, emprendedores y a gestores del sector de turismo en las regiones del Biobío y La Araucanía, con planes y protocolos de seguridad sanitaria que permitan la reactivación económica de manera segura. María del Carmen Leal de la Librería Leal en Laja es una de las beneficiarias de esta iniciativa.

Este programa consta de tres etapas: Preparándonos para Salir, Plan de Emprendimientos y Plan Destinos. La primera fase ya se encuentra desplegada en las comunas de: Carahue, Toltén, Contulmo, Lumaco, Cañete, Angol, Victoria, Collipulli, Loncoche, Temuco, Los Ángeles, Laja, Nacimiento y Renaico.

Por el momento, la fase Preparándonos para Salir del programa Arriba Todos Juntos se está llevando a cabo con la entrega y distribución de 500 kits sanitarios compuestos por jabón líquido y alcohol gel con sus respectivos dispensadores, mascarillas, pañuelos desechables, toallas húmedas, bolsa de traperos húmedos y paños desechables para emprendedores y locatarios de las diferentes comunas.

“Estábamos acostumbrados a recibir a una gran cantidad de personas por día, pero tenemos claro que va a pasar un tiempo largo sin que eso pase. Nos viene muy bien la donación de CMPC, ya que nos va a permitir recibirlos respetando todas a las medidas sanitarias establecidas hasta el momento, para que ningún trabajador y ningún cliente se vea afectado”, afirma Verónica Mella.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: