Comienzan trabajos de alzamiento de andenes para nuevos trenes del servicio Corto Laja

 

El proyecto considera que la totalidad de los andenes de los paraderos del Tren Corto Laja estén al mismo nivel de los nuevos trenes con el fin de permitir accesibilidad a todos los usuarios del servicio.

Con trabajos en las estaciones de San Miguel y Unihue comenzó la ejecución del proyecto de construcción y alzamiento de andenes para el servicio de trenes Corto Laja, que busca preparar la infraestructura para la entrada en operación de los nuevos trenes que renovarán la flota de este recorrido urbano-rural que se extiende a través del Ramal Talcahuano – San Rosendo.

La iniciativa considera la intervención de 10 estaciones con la construcción o levantamiento de los andenes al nivel de los 3 nuevos trenes que incorporará este tramo y que ya zarparon desde China para entrar en operación en este ramal durante los próximos meses.

Los trabajos de nivelación incluyen el mejoramiento de las pendientes de acceso e implementación de una ruta podo táctil con el objetivo de facilitar el desplazamiento, acenso y descenso de los trenes a los pasajeros en general y, en especial, a las personas no videntes o con movilidad reducida.

El proyecto implica una inversión de 485 millones de pesos destinados a las modificaciones de las estaciones de Quilacoya, San Miguel, Unihue, Valle Chanco, Los Acacios, Talcamávida, Gomero, Buenuraqui, San Rosendo y Laja, que generan un promedio de 20 plazas de trabajos en el período de obras.

Manuel Basoalto, Director de Programas Zona Sur de EFE, señaló que “estamos dando un gran impulso al modo tren que beneficia directamente a quienes utilizan nuestros servicios diariamente. La intervención de andenes se suma a la fase de término del Centro de Mantenimiento de Hualqui y otras obras de mejoramiento de vías e infraestructura ferroviaria que nos permitirán iniciar en optimas condiciones la operación de los nuevos trenes que ya están en viaje desde China”.

Los trabajos de intervención de andenes que se realizarán en estaciones y paraderos tienen como fecha de término las primeras semanas de abril de este año y no alterará la normal operación del tren Corto Laja.

El servicio Corto Laja opera los 365 días del año y es utilizado cada año por más de 500 mil personas que viven en sectores de difícil conexión con los centros urbanos y con el transporte público.

A %d blogueros les gusta esto: